Pintura Intumescente

Los componentes de la  pintura intumescente , por la acción del calor y sus elevadas temperaturas generan una reacción química de  intumescencia  que, de manera progresiva, genera la capa carbonosa antes referida, con un coeficiente de transmisión térmica muy reducido. 
La protección intumescente es un sistema de protección pasiva contra los incendios. Esto significa que, aunque no ayudan a      extinguir el fuego, sí reducen la magnitud de los daños y evitan desgracias personales. Al entrar en contacto con el fuego, esta pintura se   hincha y se carboniza, formando una barrera aislante que protege la estructura. Con el objetivo de reducir los daños de fuego, Solidesa cuenta con una colección de tratamientos contra el fuego.

Norma de Resistencia al Fuego